sábado, 22 de septiembre de 2007

ESE COMENTARIO NO ES MÍO...

Podrán cortar todas las flores

pero no podrán detener la primavera.

Neruda


¿Puede clonarse una identidad en la red?

¿Puede alguien tomar mi nombre y comentar en blogs por mí?

Vaya que se puede. No lo sabía. Sólo me he topado con respuestas a los supuestos comentarios vulgares, agresivos e inhumanos que han dejado en algunos blogs con las letras j.j y con el link a mi blog.

Escribo este post para alertar a quienes me leen y a quienes no lo hacen pero que pudieran recibir algunas palabras con mi nombre.

Lamento mucho que esto pase. Ofrezco disculpas a quienes fueron víctimas de ese clon.

Los objetivos de esa campaña los desconozco.

Sólo puedo decirles que no cerraré mi blog.

Quienes me leen saben que soy incapaz de esas palabras insultantes. Creo en la libertad de expresión y en el respeto entre seres humanos.

Estimados blogueros, amigos de letras. Hoy es conmigo y este blog. Mañana puede pasarle a cualquiera de ustedes.


Saludos a todos y nuevamente mis disculpas por ... algo que no hice.


JJ

LA VERDADERA.

37 comentarios:

ElPoeta dijo...

No te preocupes, cariño... Yo sé que tú eres siempre dulce y tierna. Un beso,
V.

Warren Lee dijo...

Saludos, JJ... vi tu dirección donde William -V.- y decidí venirme desde Costa Rica a hacerte esta visita. Yo "escribo" comentarios de opinión y algunos cuentos y demás, pero decidí compartir contigo este cuento, MUY BUENO, pero ajeno, no es mio -ojalá-. Te va a GUSTAR MUCHO:


"Tom"
Por: António Lobo Antunes.

Hay sorpresas así: he recibido una carta de amor anónima.
Un hombre que firma Solitario Orgulloso. Dice que me ve todos los días en el autobús cuando voy al trabajo, me sigue de lejos sin atreverse a hablarme, se da cuenta de que trabajo en Monteiro & Seabra, espera hasta las seis, en una esquina discreta (es Solitario y Orgulloso, de ahí la esquina discreta), a que yo salga por la puerta de cristal camino del autobús otra vez, me acompaña desde el otro extremo del vehículo, solitaria y orgullosamente, en el viaje hasta casa, mirándome en los momentos en que no miro a nadie, baja en la parada siguiente y viene a espiarme por la ventana iluminada de la cocina donde empiezo a preparar la cena. En cuanto llega mi marido y me da un beso en el cuello se marcha muerto de celos. Es también casado pero no duerme con su mujer en la misma habitación y por tanto besos en el cuello ni en sueños. No hay nada entre ellos. No se separa por los hijos y porque ella le da pena. Dos hijos, el segundo minusválido: algo en la columna, ingresos, medicinas carísimas. Una vida sin sentido y en esto yo que le doy sentido a su vida, sujeta a la barra del 46. No entiendo cómo una mujer de mi edad, sujeta a una barra, puede darle sentido a la vida de un Solitario Orgulloso, yo que no soy guapa, soy bajita, uso gafas y sufro horrores con este pelo tan frágil, que siempre se me queda en el cepillo. Mirando con atención, se nota la piel al trasluz. Mi marido no es un Solitario Orgulloso sino un Solitario Indiferente.

Fuera del beso en el cuello, tan rápido, ni siquiera un poco de charla, aunque más no sea. No tengo dos hijos: tengo una hija de veintiún años que estudia periodismo. Su pelo, pobre, también es frágil. Mi marido, en compensación, una melena que ofende. En ocasiones descubro a mi hija que, disimuladamente, nos espía a ambos, comparando mechones, y nos mira con odio. Si consiguiese un novio pienso que su odio se mitigaría. Pero no consigue ninguno. Se encierra en la habitación, en caso de que la llame grita Ya voy y casi nunca viene y, si viene, es a mirarme de reojo, refunfuñando. La llamamos Bela (de Florbela, como mi madre) y mi hija repite ¡Bela! Con asco. Aún hoy no consigo saber si mi marido se da cuenta. Y en medio de todo esto me llega el Solitario Orgulloso y la carta de amor.

Antes me gustaba recibir cartas: hasta me alegran los folletos de propaganda en el buzón, supermercados, cerrajeros (realizan todas las reparaciones con perfección y rapidez), persianas, tarimas flotantes listas para transformar mi piso en un yate. Unas primas me escribían desde el norte: se cansaron de escribir. Mi marido cierta vez una postal, cuando fue por motivos de trabajo a Galicia, pero insulsa, sin ternura: llego sábado João. Y ahora, cuando menos me lo esperaba, un hombre que se exalta por mi modo de abrazarme a las barras. Solitario Orgulloso, en mi opinión, es un seudónimo bonito. Una especie de vaquero galopando en una planicie de cardos, sin miedo a los indios, con escopeta y lazo, camisa a cuadros y ojos azules. El domingo vi en el centro comercial una camisa a cuadros y enseguida pensé que le quedaría bien. Desde que llegó la carta, he intentado descubrir si hay alguien en el 46 con los ojos azules. O con botas con espuelas, bebiendo de una cantimplora polvorienta y secándose la boca con el dorso de la mano en un movimiento viril. A lo sumo pañuelos que se suenan.

Tipos con cartera. Viejas. Alguna que otra muchacha cuyo pelo me supera, todas más altas que yo, todas menos rechonchas. Y el conductor, sin nada de paciencia, gruñéndonos con cualquier pretexto.

He escondido la carta en el cajón de la ropa interior, por debajo de los sostenes y de las bragas, aunque me cohíba que el Solitario Orgulloso descubra intimidades. Lencería color carne. El mismo domingo en que vi la camisa a cuadros en el centro comercial, vi un sostén con encajes negros (dos números por debajo de mi talla pero qué importa) y me lo compré. Tiene una rosa de gasa roja en el centro (inventan cada cosa) y ahora la carta está pegadita a los encajes. Tuve el cuidado de acomodar las palabras Solitario Orgulloso junto a la rosa, haciéndose compañía. De vez en cuando abro el cajón y allí están abrazados.

La carta llegó hace dos meses, el día veintisiete de julio, y desde entonces nada. Si observo desde el segundo piso de Monteiro & Seabra no hay nadie en la acera, lo que me angustia porque puede tener que ver con la esquina discreta, y en la esquina discreta un hombre que enciende un cigarrillo rascando la cerilla en el umbral. Debe de tener un nombre estadounidense, Ray, Nick, Bob. Bob ni por asomo, que es el perro de la planta baja. Ray o Nick. O Tom. Tom me gusta. Yo en la cocina con el agobio de la cena, ceñida por el sostén de la rosa, claro, y Tom dejando el sombrero sobre el frigorífico y acercándose a mí, ojalá que sin estropearme las baldosas con las espuelas. En lugar del beso en el cuello me da de beber de la cantimplora sin quitarse el cigarrillo de la boca. De puntillas casi le llego al mentón. Apoya la escopeta y el lazo en la encimera, se saca la pistola de la pistolera, la hace dar dos giros completos en el dedo y la enfunda otra vez. Lleva la camisa a cuadros del centro comercial. Huele a piel roja, a coyote, a búfalo. Lanza el cigarrillo al fregadero de una pulgarada. Se inclina hacia mí y yo erguida sobre mis zapatillas, con los ojos cerrados, aceptándolo. El cierre del sostén me lastima la espalda y ¿qué más da? Lo que cuenta es la rosa. De gasa. Hinchándose. Comienzo a arquear los brazos para acariciarle la cara y la voz de mi hija, desde la puerta ¿Vas a bailar el vira? con el odio de siempre, con la acritud de siempre. Si no me quejo de mi pelo ¿por qué razón sufre tanto por el de ella? Gracias a Dios no repara en Tom, así que siempre puedo responderle Para cenar hay guisantes con huevos escalfados señalando la cocina, mientras el olor a piel roja, a coyote y a búfalo se acentúa paso a paso y me lleva consigo camino del saloon donde unos desharrapados con revólver juegan a las cartas con una lentitud feroz y un tipo instalado frente a un piano vertical, con la chistera abollada, me sonríe sin parar de tocar.

FIN

Bien... yo tengo un blog-cito, novato y sencillo, nada que ver con este excelente blog tuyo, donde podés leer algunas letras mias y unos cuatro cuentos de otros, que si son famosos: http://wleelw.blogspot.com/

Warren Lee dijo...

Disculpas JJ por quitarte más espacio. Bueno, es que decidí dejarte este pequeño cuento mio; mio es éste:

"GRITO AL CIELO".

En la plaza Grito al Cielo se reúne un grupo de árboles para protestar contra la tala indiscriminada. ¡Los apoyo! Su líder gesticula desde una tarima de plástico. Gesticula con voz potente. Gesticula afónico.
Mientras un sol represivo serpenteaba por el suelo de la plaza friendo los zapatos, y hasta las medias, esos árboles ¡bien plantados!, ni se inmutaban. Escuchaban atentos. Y se hacían escuchar.
-Quedé afónico. Se me parte la garganta. Me hervía la savia. He cumplido, por ahora. Debo organizar a mis congéneres desde otras tarimas, en otros escenarios, le dice el líder a los periodistas.

Aquellos árboles, preocupados por su destino, se juntaron a recoger algunos frutos de la democracia. En la plaza Grito al Cielo. ¿En la Plaza Grito al Cielo?, se preguntará más de una y más de uno.

Nily Chan dijo...

Hola amiga tiempo sin pasar hoy tengo crisis de melancolia que malo lo de los comentarios, me quedo a reposar de mi misma en tus letras, besos!

Alejandra Dening dijo...

¿No será tu otro yo? Quizás tienes esquizofrenia!!!

No te preocupes amiga, pero bien por aclarar, se ve que hay gente que no tiene nada que hacer...

Besos!

angélica beatriz dijo...

Hola mi amiga querida.

Gracias por tus palabras, que no eran necesarias, porque quienes vivimos en este mundo bloguero, sabemos reconocer el lenguaje puro que se desprende de las almas, y yo nunca pensé que fueras tú quien dejó ese mensaje en mi blog, firmado por tus iniciales.

Lo único que siento es esa molestia que tienes y ese enojo justificado.

Le pido a Dios que no te vuelvan a molestar así.

Un beso muy grande desde México.

Evan dijo...

JJ, comprendo tu indignación. Eso habla de la envidia que también llegó al mundo de los blogs.

Pero quienes te conocemos, sabemos tu forma de comentar, así que no te preocupes, aquí estamos para apoyarte!

Que todo pase, un beso!

digler dijo...

es preocupante lo que dices, pues no es la primera vez que leo algo así...

no puedo entender que pretende una persona que usurpa la identidad de otra para atacar a la gente

en fin, me alegra que eso no te desanime a seguir escribiendo

wílliam venegas segura dijo...

JJ, con ese par de jotas no tienes nada por qué pedir perdón, que nada malo has hecho y aquí, todos, sabemos que sos bloguera de buenas tintas y no tintas ralas..... Por eso: ¡Blogueros del mundo, uníos! Nuestras palabras, nuestros versos, nuestros gestos libres desarticularán el poder mediático de la gran prensa/empresa.

Buttercup dijo...

En mi blog dejó un comentario diciendo que era insultante mi forma de escribir y otros improperios que prefiero no recordar,le contesté con todo el respeto que pude pero al final borré su comentario,no porque me moleste la crítica,no,simplemente porque me parecía de mal gusto y porque me dislocó el blog entero,todavía no me explico cómo.
De todas formas,creo que con la aclaración sobra,no creo que tengas que dar disculpas,por lo menos a mí no.

EL PESCADOR DE SUEÑOS dijo...

“Triste cosa es no tener amigos pero mucho más triste es no tener enemigos. Porque quien enemigos no tiene señal es de que no posee:
Ni talento que haga sombra,
Ni caridad que sobresalga,
Ni honra que le murmuren,
Ni bienes que le codicien,
Ni cosa buena que le envidien"
(José Martí)

IGNACIO dijo...

No eres la primera quienes te leemos, ya nos hacemos una idea que como eres.

Bs.

Carlos dijo...

...a los que te conocemos no debes explicarnos nada.
Sabemos que eres una mujer íntegra.

Mi abrazo solidario =)

Edge dijo...

Mi abuelo tiene un mural en su casa en que sale eso...

Esa frase de Neruda...

Esa que tiene tanta importancia en épocas de Septiembre.

SalU2
T.

Daniellha dijo...

JJ...amiga vengo a saludarte y me encuentro con esto. Me preocupa que sucedan esas cosas, a cada rato leo que le pasa a alguién.
A mí me clonaron el blog hace unos meses, ni siquiera aparecía. gracias a un amigo que sabe de computación, pude rescatarlo. Creo que hay expertos que lo hacen por molestar. Siento lo qué ha sucedido, pasé unos días con un problema familiar y no he podido visitarte.
Besos.

Warren Lee dijo...

Un abrazo de apoyo, JJ; te vengo conociendo, pero, estoy seguro de que no eres una persona de ese tipo, del tipo de esa o ese que hace lo que hace en nombre tuyo. Cuestión de darle un repacito a tu blog, como ya lo he hecho con enorme gusto, para intuir y sentir muy claro, que eres alguien especial. Esto, de fijo y de seguro, todos tus amigos, amigas y contactos lo sabran; lo saben.
Por otro lado, agradezco mucho tu visita, JJ. Ahora sí, con gente, con amigas como tu, ahora sí que siento que tengo un blog. ¡Adelante!

Amly dijo...

Asi son las cosas..Uno se deja llevar de buena fe con intencion de transmitir inquetudes y sucede esto.
Pra verlo de manera positiva , tambien puede ser que alguien se deje llamara asi "JJ" sin saber que ya existe, asi igual que tu o su nombre real tiene esas iniciales..Julia Juanticochea
Todo es posible bajo la cupula del cielo..
Saludos
Almy

merak dijo...

ya veras como lo solucionas
besos

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Una historia muy triste.

dull dijo...

tu tranquila!
una pregunta, porque no puedo entrar a tu otro blog?
saludos!

El Trimardito dijo...

Estamos en la red, hayde todo y como siempre tendrá que salir algún enfermo mental a colocar comentarios que no son tuyos, seguro un conocido o un asidúo, casi siempre pasa.
Espero que puedas saber quién y acabar con eso.

Saludos!!

Miguel dijo...

tus palabras que viertes, siempre son hermosas, ánimo ... único para vos es mi abrazo

MentesSueltas dijo...

Hoy quiero visitar a todos aquellos que leo con tanto respeto y admiración. De los cuales aprendo cada día. Tenia la necesidad de estar presente y como mi reposo me impide estar mucho tiempo sentado por el dolor, hago este mensaje general.
Espero entiendan y los abrazo con todo el afecto de siempre.
De a poco las cosas parecen acomodarse y podré volver a recorrer los espacios tan hermosos, distintos y agradables de todos ustedes.

MentesSueltas

Gasper dijo...

Es imposible confundir a la JJ- original.

Te mando un fuerte beso sin copias

BELMAR dijo...

Más que cuidarse, hay que alejarse de las "malas ondas"... Tremenda frase nerudiana... saludos!

Natasha dijo...

Hola mi querida JJ

Estoy solidaria contigo amiga, mira no le des demasiada importancia, basta con la alerta que has publicado, a mí esto mismo ya me lo hicieron, trataron de desprestigiarme usurpando mi identidad, haciendo un blog clón, que utilizaban únicamente para ir a dejar comentarios ridículos y ofensivos y aparentar que los hacia yo, esto fue hecho por unos bloggeros que se auto llamaban "la secta del anillo" y que ahora no quiero mencionar, pero si hice un post en mi blog anterior sobre esos bloggeros usurpadores, no obstante la clonación nunca es perfecta, pues esos blog tienen siempre fecha reciente o URL distinta por lo cual los amigos pueden saber que es una identidad falsa

Amiga mía quiero agradecerte la visita y decirte que a quienes te conocemos no nos pueden engañar; en mi espacio siempre serás recibida con los brazos abiertos

Bezasos

Nati

cronos dijo...

Saludos bella dama... pasé a leerte
;)

Héctor Ojeda dijo...

Parece que en definitiva la maldad existe y no deja ningún rincón sin invadir, pobres seres.

Nunca pidas disculpas por lo que no debes...

Un abrazo.

"Jamás permitas los malos tratos..."

Héctor.

León Cartagena dijo...

JayJay, he vuelto a las andadas después de un largo lapso de ensueño. No he recibodo al clon, gemelo malvado por mi jaula, pero, igual, a eso, no dar impotancia.

Besos amiga.

Te seguiré leyendo.

Gerardo Omaña dijo...

Al regreso de vacaciones me encuentro con la noticia desagradable del plagio de tu identidad.

He vuelto deseoso de seguir leyendo las cosas que tú escribes, de compartir los sueños, de ser como hasta ahora el aprendiz de un pluralismo vertido en la pantalla.

Recibe un beso en tu alma.

Ricardo Román dijo...

Por suerte nadie ha interrumpido en mis dominios con un nombre como el tuyo.

No te preocupes, estas cosas siempre pasan. Las personas mal intencionadas siempre estarán a la vuelta.

Me hackearon hace un año mi msn de hace aaaaaños y perdí mis contactos: ¡Qué mas! :(

Besos! Que todo este bien.

Gerardo Omaña dijo...

Vine a dejarte un suspiro:

Quise callar para escucharte,
para sentir el verbo entre mis sienes,
para mirar tras de mis pasos
tu recoger de rosas marchitadas.

Y me hice fuente de lágrimas vertidas
con la certeza de sentirte cerca
juntando nuestras almas en una primavera.

Recibe un beso en tu alma.

JJ - dijo...

Saludos a todos amigos y amigas.
Gracias por la solidaridad.
Como dije seguiré escribiendo.
Un abrazo!

Jesús dijo...

Amiga: ya ves cómo el mundo del blog es, al menos solidario. Siempre hay canallas en todos los rincones y en todas las facetas de la vida, pero al final a todo cerdo le llega su sanmartin como decimos aquí. No te preocupes. Todos tus amigos te conocemos y sabemos quién eres simplemente por tus escritos y por tu simpatía.
Un saludo cordialisimo y mi solidaridad total para tí que además eres una buena amiga.

Buttercup dijo...

Ahora si que me ha alegrado tu visita,enhorabuena por tu blog,sigue así y espero que ese doble malo tuyo deje de hacer de las suyas,que en esto de los blogs estamos para escribir y desahogarnos o cada cuál tendrá sus motivos,pero lo que está claro es que no lo hacemos por competir unos con otros ni para hacernos mal,debemos respetarnos y disfrutar de los blogs que para eso están.

Mónica. dijo...

No te preocupes, jj, los que te conocemos sabemos cómo sos, pero es buenoo esalerta que pueden suceder estas cosas.
Bsss.

IMAGINA dijo...

Sí puede pasar y puede pasar de varias maneras. Tuve una experiencia reciente. Lo peor para mí fue que se inció una especie de campaña velada en mi contra, al culparme de algo que yo no había hecho.
Me dolió que nadie me preguntase si de verdad era yo.
Hasta que alguien, aunque tardíamente decidió hablar.